Los pasos legales imprescindibles para comprar una empresa con éxito

Jun 29, 2023

Descubre los aspectos legales esenciales para comprar una empresa.

La adquisición de una empresa es un proceso complejo y desafiante, pero puede ser una opción idónea si se desea emprender.

Además, en este proceso deberás planificarlo todo con antelación, investigar muchas compañías y su viabilidad a largo plazo y, sobre todo, prepararte para la negociación con los actuales dueños.

Sigue leyendo y en menos de cinco minutos te explicaremos todo lo que debes saber si te planteas adquirir una compañía.

 

Requisitos para la compra de una empresa

El proceso de compra de empresas es relativamente sencillo. Obviamente, lo más relevante será que tengas la capacidad de negociar y realizar una oferta satisfactoria al vendedor. No obstante, sí que hay unos trámites burocráticos que debes completar. Esta es toda la documentación que deberías solicitar:

  • Comprobación de si la empresa tiene bases imponibles negativas.
  • Certificado de estar al corriente de pagos con la Seguridad Social.
  • Documentación del pago del impuesto de sociedades en los últimos años.
  • Certificación de no tener ningún juicio pendiente.
  • Licencias de actividad.
  • Balance y cuentas anuales.
  • Facturación de la compañía.

Por todo ello, es muy importante que hagas un análisis y valoración previa de la empresa. Hay otros aspectos que debes tener en cuenta como la escalabilidad del negocio, costes, antigüedad de los empleados y calidad del equipo humano o la cultura empresarial.

 

¿Cómo preparar paso a paso la compra de una empresa en funcionamiento?

Para no pagar de más por la compañía que quieres adquirir es muy importante que planifiques al detalle todo el proceso. Estos son los pasos fundamentales:

  1. Análisis previo: identifica el sector en el que quieres invertir, aprovecha toda la información pública y compara el máximo número de compañías. Investiga sus previsiones, competencia, situación financiera, etc. En definitiva, escoge aquellas empresas que encajen con tus perspectivas y no te limites a una sola.
  2. ¿Es escalable?: la inversión no va a finalizar una vez compres la empresa. Eso solo es el principio. Preocúpate por qué gastos tendrás que asumir una vez realices la adquisición y de si los actuales dueños se han ocupado de implementar procesos de escalabilidad comprobables. Las empresas escalables son una mejor inversión porque te ahorrarán gastos en el futuro y aumentarán tus beneficios.
  3. Valoración: realiza una valoración de la empresa utilizando varios métodos. Esto te servirá como punto de partida en las negociaciones, aunque para saber el precio también tendrás que tener en cuenta otros factores como la competencia y la capacidad de crecimiento.
  4. Negocia: siéntate a negociar con los actuales dueños en base a la propuesta de compra que les transmitas. Estas reuniones pueden alargarse hasta los 11 meses, pero si ves que no hay avances deberás ser capaz de decir que no.
  5. Due diligence: es la validación de toda la información y análisis que el vendedor te proporciona. Es uno de los puntos más importantes así que te los desarrollaremos en otro apartado.
  6. Financiación: búscala una vez ya hayas elegido la empresa y las conversaciones estén avanzadas. Presenta tu proyecto y demuestra su viabilidad.
  7. Transición ordenada: el cambio de propiedad puede ocasionar problemas en la productividad y poner en riesgo a la compañía. Busca la forma de que el cambio en la dirección sea lo menos traumático posible. Por ejemplo, logrando que el equipo directivo saliente se mantenga en la empresa al menos durante un tiempo.

Por último vamos a responder algunas de las dudas más frecuentes.

 

¿Cómo se realiza la due diligence en la compra de una empresa?

La due diligence es un aspecto crítico de la adquisición de una empresa. Consiste en una auditoría para examinar minuciosamente todos los aspectos legales, financieros y operativos de la compañía objetivo.

No debe realizarse antes de que exista una oferta vinculante y debe ir acompañada de un acuerdo de confidencialidad. Durante este proceso, es necesario revisar la documentación legal y contractual. De la misma manera, se debe analizar detenidamente la situación fiscal y contable de la empresa.

SI quieres saber más sobre este proceso puedes consultarlo aquí.

 

¿Cómo se manejan las obligaciones contractuales existentes al comprar una empresa?

La adquisición de una empresa conlleva la asunción de las obligaciones contractuales existentes. Es fundamental revisar detenidamente todos los contratos, acuerdos y compromisos a los que está sujeta la compañía.

Esto incluye contratos con proveedores, clientes, empleados y otras partes interesadas. Es posible que se requiera la renegociación o la transferencia de contratos clave para garantizar una transición fluida y proteger tus intereses.

 

¿Cómo se protegen los derechos de propiedad intelectual al comprar una empresa?

En muchas adquisiciones, los derechos de propiedad intelectual son un activo valioso. Durante el proceso de compra, es fundamental evaluar y proteger estos derechos como patentes, marcas registradas, derechos de autor y secretos comerciales.

Además, deben ser tenidos en cuenta durante las negociaciones y en la fijación del precio. Esto también implica que debes comprobar la validez y alcance de todos los derechos y patentes que tenga la empresa que quieras adquirir e incluirlo en el acuerdo de compraventa.

En todo caso, debes saber que cualquier proceso de compra es muy complejo. Apóyate en expertos y conseguirás el mejor acuerdo posible.

Te recomendamos